viernes, 12 de junio de 2015

San Bernardo del Viento, un lugar para disfrutar con calma

 El pasado 18 de Mayo decidimos unos pocos, salir y disfrutar de unos días de mar, buscar un escape de la cotidianidad y poder disfrutar de los regalos de Dios.

 Fue así que nos animamos solo 5 de nosotros en 4 scooters, una Agility 125, dos Downtown 300i y una Xciting 500i.

Muy madrugados 3 am. el punto de encuentro el de siempre, la EDS Esso Industriales donde verificamos estado de las scooters, documentos y full gasolina para iniciar el viaje.
El camino, paso a paso nos fue dando sus mejores paisajes, los cuales a medida que el sol salia, nos mostraba su majestuosidad y grandeza, con amaneceres sacados de las mejore postales.

 Nuestra primer parada, que es casi que obligada en esta ruta, fue en el parador de los tradicionales pandequesos de Santa Rosa.

La verdad que avanzamos sin mucho afán para ir disfrutando al máximo de los paisajes y la carretera.
 Llegamos en la tarde, y sin distraernos nos fuimos con prisa a ver el inmenso mar, que en mi caso y mi esposa (Juan, Lady) eran más de 4 años sin sumergirnos en sus saladas aguas.

 Lo mejor de nuestro reencuentro, fue estar casi solos en estas hermosas playas, sin el afán de buscar un espacio para ubicarnos, sin la preocupación de dejar nuestras cosas en la playa y sumergirnos en el mar.

 Nuestras banderas ondearon al ritmo del viento fuerte y refrescante, que aunque los días fueron nublados, el clima fue perfecto para estar TODO el día en la playa y jugar con el mar.
 La última foto antes de partir de regreso a casa
 La hora del almuerzo.
 Unos minutos de relax en Puerto Valdivia, mientras lavaban nuestras scooters con el afán de quitarles la sal.
 Una lavadita rápida.
La niebla que no puede faltar

Publicar un comentario

Entrada destacada

POLINI, Productos de alta calidad ahora disponibles en Colombia