martes, 21 de junio de 2011

Como funcionan las Fotomultas...

CON SÓLO TRES guardas, en horario de oficina, se procesa la información gráfica que envían las cámaras digitales, con la cual se elaboran las fotomultas. El pico y placa y el exceso de velocidad son las infracciones más frecuentes.
León J. Saldarriaga L. | Medellín | Publicado el 18 de junio de 2011 ELCOLOMBIANO.COM
En tres sencillos computadores, operados por guardas de Tránsito, y no en un estudio lleno de monitores, se aplican los 500 comparendos diarios que genera el nuevo sistema de fotomultas.

Un montaje descomunal no es necesario porque el sistema genera la información y la envía a una base de datos a la cual tienen acceso los pocos funcionarios que la procesan. Apoyados en las normas, ellos determinan si las imágenes que tienen ante sus ojos dan lugar a sanciones.

Según el subsecretario Administrativo, Diego Reyes, una cosa es la visualización de las cámaras para solucionar problemas puntuales de movilidad, que hace el Centro de Control de Tránsito que funciona en La Alpujarra (con la que también se aplicaban multas), y otra es la tarea de las cámaras de fotodetección que tienen un proceso automático de toma constante de fotos que sirven como evidencia de alguna infracción.

Al ponerlas en un servidor, primero pasan por un equipo que garantiza que no tengan errores de calidad como que estén desenfocadas, y luego el agente de Tránsito decide si hay lugar a la infracción.

Son tres guardas por turno, en horarios de oficina, que terminan jornada a las 6:00 p.m., aunque las cámaras operan hasta las 10:00 p.m., una fase en la que se almacena la información en un servidor, que al día siguiente se revisa y aprueba si es el caso.

Y aquellos servidores -precisa Reyes- aprueban entre 500 y 600 fotomultas todos los días, que corresponde casi al 100 por ciento de las imágenes que genera el sistema.

Taxistas, más imprudentes
¿Y cuál ha sido la infracción más frecuente? Según los registros, señala que la más recurrente ha sido el pico y placa, seguida del exceso de velocidad y de pasarse el semáforo en rojo.

Pero los infractores están tanto en el transporte público como en los automóviles particulares y motociclistas, de manera muy equilibrada.

Y en los primeros, el mal comportamiento es más notorio en los taxistas, situación que el funcionario atribuye a que es consecuente con los 19.500 taxis matriculados en la ciudad (sumados a los que circulan de municipios vecinos), frente a una cifra de 4.000 buses.

La sola notificación de la fotomulta -reitera- no es sanción, porque el presunto infractor puede pedir una audiencia para asumir su defensa, "siempre que tenga la prueba".

En los casos de exceso de velocidad, por superar los 60 kilómetros por hora en las zonas urbanas, recuerda que las autoridades aplican una tolerancia moderada. "No nos pegamos del límite, tampoco vamos a sancionar a quien va a 60,5 kmh. O si vemos que la persona no puede parar y tiene que pasarse un semáforo, eso lo contemplamos, otra cosa es que en lugar de parar acelere", comenta.

La resistencia a la tarea de las 40 cámaras dispuestas en sitios estratégicos de la ciudad no termina, pero el subsecretario Diego Reyes considera que la gente está más tranquila, pregunta mucho y se le responde.

Ah, y no estarán por tiempo indefinido en los sitios que ocupan hoy, pues serán rotadas por toda la ciudad.
Publicar un comentario

Entrada destacada

POLINI, Productos de alta calidad ahora disponibles en Colombia